«Serie : “Permanecer en Cristo”

Antes de creer en Jesús, estábamos alejados de Él. Alejados de sus promesas y sin Dios en el mundo. Estábamos destituidos de la Gloria de Dios. Fuimos acercados por el amor de Dios, por medio del sacrificio de Cristo. Cristo mismo dijo: “Yo soy el camino, la Verdad y la Vida, nadie viene al Padre sino es por mí”.

Jesús dijo: “Yo soy la puerta de las ovejas, el que por mi entrare será salvo”… También: “Yo soy la Vid Verdadera y ustedes son las ramas. Permanezcan en mi, y yo en ustedes”. 

  •  9-13 Según el versículo 13, ¿cómo Cristo demostró su amor? 1 Jn. 4:9En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él”.
  • ¿En qué consiste el amor? 1 Jn. 4:10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados”.
  • ¿Cómo sabe que usted es salvo, todo un creyente? 1 Jn. 4: 7-8:  Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor”.
  • “Permaneced en mi amor” dijo Jesús. ¿Cómo conocemos que amamos a Dios?  15:10 “Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor”.

Jesús explicó que el Primer y mayor mandamiento es: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el primer mandamiento y el más importante. Hay un segundo mandamiento que es igualmente importante: Amarás a tu próximo como a ti mismo. Toda la ley y las exigencias de los profetas se basan en estos dos mandamientos”

¿Cuál es la recompensa por hacerlo? Jn. 15:11le produciremos al Padre gozo y de ese mismo gozo que tiene el Padre, seremos llenos“.

Amar a Dios no es fácil. Se requiere de esfuerzo y decisión. Así como ninguna relación puede permanecer sino hay dedicación, de la misma manera debes dedicar tiempo, esfuerzo y voluntad a Dios para que esta relación permanezca.

Eres tú en Él y Él en ti. Debes de dedicar tiempo a Dios en oración, en la lectura de la Biblia y al congregarte.

Pastor :Lafòn L. O